El teletrabajo en España: de situación excepcional a práctica (casi) consolidada

El teletrabajo en España: de situación excepcional a práctica (casi) consolidada

En 2019, la cifra de personasen situación de teletrabajo alcanzó un máximo histórico en España. Algo más de 1,5 millones. Dicho de otra forma, el 7,9 % de las personas con trabajo que había entonces en España. Con la irrupción de la pandemia y el decreto del Estado de Alarma, el total de personas que trabajan al menos ocasionalmente desde su hogar se duplicó superando los 3,5 millones de personas (16,2 %). En el segundo trimestre de 2021, el 9,4 % de los ocupados (1.849.600) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días.

Desde que la sociedad española se sumergió en el trabajo en remoto ha pasado más de un año. Según el ‘Informe Adecco sobre Empresa saludable y gestión del Absentismo’, el 78 % de las personas trabajadoras opina que es ‘bueno’ o ‘muy bueno’.

La demanda de teletrabajo, disparada

El trabajo a distancia es un cambio estructural que ha llegado para quedarse. Según concluye el análisis, el número de ofertas de empleo en 2021 que incluyen el término “teletrabajo” se ha disparado en comparación con 2019.

La cantidad de ofertas que mencionan la palabra “teletrabajo” ha aumentado en un 126 % durante el período comprendido entre mayo de 2020 y abril de 2021, con respecto al año anterior. Es más, en mayo de 2021, el 12 % de las ofertas de empleo de Europa occidental hacían referencia al trabajo a distancia. Esto es más del doble de la proporción de anuncios de trabajo que hacían referencia al teletrabajo en mayo de 2020 (5,2 %). Y casi cuadriplica al porcentaje de antes de la pandemia en mayo de 2019 (3,1 %).

Teletrabajando con una tablet

La popularidad del teletrabajo

El estudio demuestra que las soluciones de trabajo flexibles no son solo el resultado de la pandemia. De hecho, el trabajo en remoto ya había comenzado a ganar popularidad en 2019, antes de la crisis sanitaria. A finales de 2019, el 3,3 % de las ofertas de empleo ya incluían esta opción frente al 2,8 % de enero del mismo año. Lo que significa un aumento del 28% durante 2019.

Además, estos patrones persisten independientemente de cómo midamos la demanda de trabajo remoto. Existe un crecimiento similar en la demanda de teletrabajo tanto en los títulos como en las descripciones de los puestos. A pesar de la disminución de restricciones, las ofertas de empleo con referencias directas al teletrabajo continúan creciendo.

En España, el número de ofertas de empleo con el término “teletrabajo” ya estaban creciendo a lo largo de 2019. Pero, la demanda se expandió enormemente a partir de la covid: un 214 %. Este crecimiento fue mayor en las provincias del centro y oeste de España. Solo la provincia de Soria experimentó un descenso en la demanda de trabajo a distancia.

¿En qué sectores está más presente?

El porcentaje de puestos de trabajo con referencias al teletrabajo se ha más que duplicado en muchos sectores, sobre todo en Administración y Call Centers, con un incremento del 306 % respecto al año anterior. También otros sectores han experimentado un gran crecimiento en las ofertas de empleo remoto como los Servicios públicos (154 %), Finanzas y Seguros (128 %) y Comunicación (127 %).

Si atendemos a los perfiles con el crecimiento más significativo de ofertas de teletrabajo fueron:  asistente comercial administrativo (237 %), contable (301 %), teleoperador (302 %), ingeniero de DevOps (166 %) y agente inmobiliario (150 %).

También se observa que las personas altamente cualificadas tienen más probabilidades de obtener contratos de trabajo a distancia. Especialmente, en los sectores Información y Comunicación (61 %), Profesionales y Actividades científicas (55 %), Finanzas y Seguros (44 %), Actividades inmobiliarias (44 %) y Servicios públicos y administración (30 %).

sectores

¿Cómo influye la brecha digital?

Hay que tener en cuenta que existe una brecha digital que podría obstaculizar el acceso al trabajo a distancia. Por un lado, esta brecha digital es causada por un acceso desigual a las infraestructuras TIC. Por otro, hay una brecha en las habilidades digitales entre los empleados que no usan herramientas TIC.

Se estima que alrededor del 36 % de los trabajos se pueden realizar de forma totalmente remota. Para el otro 64 % de los puestos se puede establecer un arreglo híbrido. En otras palabras, mientras que el 36 % de los trabajos se pueden realizar completamente a distancia, una cierta cantidad de horas de trabajos “no remotos” a priori podrían realizarse fuera de las instalaciones de la empresa.

Las pymes, las más proclives

Un último patrón interesante en las ofertas de teletrabajo es la distribución de roles entre empresas de diferentes tamaños.

Durante la pandemia, las compañías de todos los tamaños se inclinaron hacia el trabajo a distancia para cumplir con las medidas de seguridad y mantener a sus empleados a salvo. En mayo de 2021, más del 40 % de las ofertas de empleo que hacían referencia al teletrabajo se llevaron a cabo por empresas con menos de 50 empleados. Además, la tendencia en el crecimiento del trabajo remoto fue notablemente consistente en organizaciones de diferentes tamaños.

pymes teletrabajo

(fuente: economia3.com, autora: Sara Marti)

De | 2021-08-26T08:34:17+00:00 26 agosto 2021|Noticias|